MI ÁLBUM DE POSTALES ANTIGUAS (SELECCIÓN)

 

a) Barcas

Arriba, la de barca de jábega sin color es de Álvarez Morales, la coloreada de Thomas (con levas o pellejos a popa que, a modo de flotador, impedían que la beta o cuerda de arrastre se fuera al fondo), y las dos siguientes de Rafael Toval (en la primera, un jabegote utiliza la palanca para estabilizar la barca). Bajo ellas, postales de sardinales: dos en la playa de Pescadería, la primera orientada hacia El Bulto (Domingo del Río) y la segunda con la ciudad detrás (Colecc. Malagueña); y otras dos con niños, en la playa de San Andrés.


b) Faenas de pesca

En estas tarjetas -de diversa autoría- se puede seguir la pauta de la faena que comienza con la tirada del copo (cuatro primeras), el reparto de la pesca en el rebalaje (tres siguientes) y la varada de la barca. En las dos últimas se aprecia un sardinal y una barca de jábega. Entre los “mirones”, están los compradores de pescado. Llama la atención el elevado número de pescadores participantes en las labores, niños incluidos. La de color sepia dice en el pie: “Los típicos jabegotes malagueños, pescadores de boquerones, a la salida de un copo en la playa de El Palo”.


c) Pescadores

En la primera imagen, pescadores sotarrando (reparando) sus redes en el puerto. En la segunda, un boqueronero espera cargar de pescado las alforjas de su burrito para su venta y distribución. Tras él, varios pescadores equipados con su tralla en bandolera. En todo el litoral de la ciudad de Málaga (El Palo, Pedregalejo, La Caleta, La Malagueta, El Bulto, San Andrés y La Carihuela) había núcleos de humildes viviendas de pescadores, casi siempre en condiciones lamentables, cuando no míseras. Así lo muestran las dos postales de las chozas de pescadores de El Palo (Hauser y Menet) y de La Caleta (Thomas). Más abajo dos creaciones de Roisin, “Gitana” y “Escena típica”, localizadas en el barrio pesquero de El Palo. 


d) Cenacheros

Impresionante cenachero de El Palo, conocido por “El Camión”, inmortalizado por Roisin. Junto a él, otro en calle Los Cristos y un tercero en la desaparecida Coracha (Hauser y Menet). Junto a la tarjeta coloreada en la que un cenachero inicia su recorrido (PZ), otra de niños vendiendo pescado, una imagen que por entonces no era extraña (Hauser y Menet).